Llego navidad y yo sin tí.... ¿Depresión en estas fechas?

shutterstock_165251471

La depresión en la navidad, es una realidad clínica que año a año incrementa. Estas fechas para muchos representan momentos de tristeza, nostalgia y de depresión.

Existen inclusive muchas canciones como la del título que nos incitan a asociar estas épocas con momentos o situaciones de nuestra vida tristes y de soledad.

Las causas de la depresión navideña pueden ser variadas. De hecho, son bastante similares a los asociados a otras celebraciones del año como el Día de la Madre, Día del Padre, Día de los Enamorados o cualquier otra fecha significativa.

Sin embargo, el hecho de que la Navidad no sea una celebración de un día, sino una época del año rodeada de fiestas y celebraciones por doquier puede ser, para el individuo afectado por la depresión navideña, una verdadera tortura.

El fallecimiento de un ser querido, la distancia  ya sea  física como emocional de un ser querido, la ruptura de pareja, las expectativas insatisfechas o no alcanzadas, los problemas económicos, los malos recuerdos o la soledad, pueden ser sólo algunas de las razones por las cuales un individuo se ensimisme y evite compartir con los demás la alegría de la temporada.

Es importante que se haga una diferenciación entre la tristeza y la depresión. Esta última es una verdadera enfermedad, y amerita de tratamiento especializado, ya que el individuo es incapaz de sostener un comportamiento normal.

La tristeza por otro lado puede combatirse mediante actividades que nos hagan sentirnos bien, no asistir a eventos que no queramos, disfrutar el tiempo libre con personas que nos alegren y realmente hacer todo lo que nos haga feliz.

Algunos consejitos para no estar triste en navidad:

shutterstock_160846922

  1. Si te apetece romper la rutina navideña también puedes programar un viaje y hacer una escapada a algún destino turístico.
  2. Refuerza los planes sociales con tus amigos porque tener una agenda activa te ayuda a pensar menos en tus propias preocupaciones.
  3. Decora la casa de una forma especial porque el ambiente externo también aporta bienestar interno.
  4. Evita que la Navidad se convierta en un tema recurrente. Habla de otras cuestiones con tus amigos y disfruta de películas que no estén ambientadas en Navidad.
  5. Observa la ilusión que tienen los niños en esta época del año.
  6. ¡Sé feliz que ya casi llega Enero y se acaba toda la fiesta!
Comments