¡Frutas navideñas, súper saludables!

shutterstock_76522618

Durante estos días de fiestas, nos vemos envueltos en eventos sociales o familiares que nos hacen comer de más y no precisamente alimentos saludables; sin embargo, existen 3 súper frutas que nunca faltan en esta temporada, porque además de ser parte de la tradición navideña, nos ayudan a cuidar nuestra salud y son deliciosas.

Empecemos con las Manzanas:

shutterstock_125443724

Comer una manzana diaria te mantiene lejos del médico; además de que también es reconocida por su relación con la salud dental.

La manzana es laxante, reconstituyente y antioxidante, tres características que la hacen óptima a cualquier hora del día.

Es rica en pectina, que puede ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre; el consumo de 2 a 3 manzanas diarias reduce además, el colesterol, ya que la pectina, absorbe a nivel intestinal, las sales biliares, que son materia prima para la formación del colesterol.

Aporta al cuerpo una importante dosis de vitamina E y del complejo B.

Es un excelente ingrediente para cualquier dieta, ya que entre sus cualidades nutritivas se encuentra el aportar al cuerpo una importante dosis de vitamina C. Además, el potasio es otro de los principales argumentos a la hora de convertir esta fruta en la reina de la dieta.

Las Peras:

shutterstock_109936643

Son ricas en vitaminas A, B1, B2 y B3, C, E y K. También tienen una concentración importante de ácido fólico, calcio, magnesio y potasio, este último mineral la convierte en un alimento muy recomendado a pacientes con afecciones cardiovasculares.

Además de estas vitaminas y minerales, las peras ayudan a nuestro organismo con el aporte de fibra, ideal para combatir el cáncer de colon, posee además vitamina C, actuando como antioxidante en nuestro organismo y se recomienda también la ingesta de peras a los pacientes con colesterol alto y diabetes.

Las peras maduras, poseen gran cantidad de taninos, sustancia que ayudan en casos de diarreas, y trastornos digestivos como, gastritis, úlceras y estómagos delicados.

Son frutas muy versátiles, ya que se pueden consumir frescas, cocidas, en jugos o ensaladas.

Las Uvas:

shutterstock_125458919

Como seguro ya sabés, una de las principales características de las uvas es que poseen un gran poder antioxidante, el cual ayuda a combatir los radicales libres que son los principales causantes del envejecimiento.

También poseen beneficios hidratantes, protectores y energéticos, de forma que, pueden ser ideales para aquellas personas que quieren tener una piel tersa y cuidada.

Entre algunas de las vitaminas más destacadas que podemos encontrar en las uvas está la vitamina B3 (indispensable para el metabolismo), mientras que también cuenta con minerales y oligoelementos (calcio, magnesio, fósforo y potasio).

Las uvas ayudan también en la debilidad corporal, cuidando el sistema inmunológico y previniendo a su vez la formación de coágulos en la sangre, ya que posee un componente llamado resveratrol, el cual es antiinflamatorio e inhibe la agregación de las plaquetas en sangre haciéndola menos espesa, previniendo así infartos tanto al corazón como al cerebro.

Por lo tanto, lo único que queda es disfrutar las fiestas y aprovechar todos los beneficios que tiene consumir estas frutas.