¿Llevar a nuestros hijos al pediatra? Nuestra responsabilidad...

carla y dani

Es nuestra responsabilidad como padres velar por la salud de nuestros hijos en todo momento.

Ir al pediatra debe ser algo rutinario durante toda la infancia de nuestros hijos. Esto hace que esta experiencia sea más fácil y llevadera tanto para los niños como para nosotros los padres.

Varios puntos importantes para mi respecto a la visita al pediatra:

Yo les recomiendo que busquen un pediatra de su confianza.  Si su hijo tiene alguna condición especial de salud, busque a un pediatra con esa área de enfoque o sub-especialidad.  Por ejemplo, si su hijo padece de reflujo o nació con una alergia, trate de llevarlo a donde un pediatra que tenga estudios específicos en el tema.

Existe una frecuencia con la que los niños deben de visitar al pediatra, esto no porque estén enfermos pero porque de esta manera el doctor va llevando el hilo del desarrollo del niño.  Puede además ver en un tiempo oportuno si hubiera alguna acción concreta  que se necesita tomar, por ejemplo; referirlo a un terapista del lenguaje, el oftalmólogo, en caso que vea que en pequeño necesita ayuda de otro profesional.

En mi opinión, cuando un problema persiste en la salud del niño y ya su pediatra y la familia a trabajado en ayudar a esta condición sin mejorías, considere en una segunda opinión.  Puede ser incluso que sea el mismo pediatra quien se lo recomiende.  Todas las familias nos encariñamos con los pediatras de nuestros hijos, eso es normal y esperable, pero no puede ser una razón que nos impida llevarlo a una segunda opinión si después de un tiempo prudente vemos que el niño no mejora o empeora.

Como padres, deberíamos de llevar el historial de nuestros hijos, documentado de ser posible, de las cosas importantes que han pasado en la vida de los hijos.  Datos importantes como el peso y talla al nacer, registro de vacunas, eventos que hayan requerido hospitalización, resultado de exámenes de laboratorio.

En Costa Rica la mayoría de los padres vacunamos a nuestros hijos.  Trate de ser lo más puntual a la hora de vacunarlos, esto beneficia al niño y a la larga al padre que tiene la tranquilidad de que su hijo esta inmunizado de acuerdo a su edad.

Tome decisiones informadas respecto a la salud de su hijo.  Desde el momento en que nacen nuestros hijos tenemos que tomar decisiones por ellos.  Si tiene una duda, consulte con su pediatra, pregunte los pros y contras de hacer o dejar de hacer el tratamiento, procedimiento o exámen.   Sea lo más honesto respecto a sus dudas o preocupaciones, de esta manera su pediatra también va a ir conociendo que tipo de cosas lo inquietan.

Estos son algunas de las cosas que me han funcionado con mi hijo, espero que sean de utilidad para otros padres de familia.

 carla y dani2